Buenos días,

Hoy os escribo desde la capital del mundo: Bilbao 🙂 No quería dejar pasar la oportunidad de comentar los últimos cambios que se han producido alrededor de VMware Horizon View 5.3.

Llevamos bastantes años ya vendiendo e implementando proyectos de VDI con VMware y hay un obstáculo difícil de salvar que se llama Microsoft VDA, ya sabéis, el licenciamiento que anualmente hay que pagar por los escritorios Windows XP/Vista/7/8 y que supone la nada desdeñable cantidad de más de 100€ al año y cada año.

Con Horizon View 5.3 el escenario cambia pues ya podemos generar pools de escritorios con Windows Server 2008 R2, todo ello certificado tanto por Microsoft como por VMware.

Además existe un procedimiento para que nuestro Windows Server 2008 R2 se asemeje mucho a un Windows 7, así que el usuario podrá tener una experiencia muy similar a la de trabajar con un escritorio Windows 7.

Obviamente habrá que verificar que nuestras aplicaciones funcionan bien en Windows Server 2008 R2, antes de lanzarnos a la piscina de montar todo el tinglado de Horizon View que tiene un coste importante para la empresa.

En la parte de licenciamiento nos olvidamos de pagar VDA y tenemos que pagar, a cambio, el licenciamiento Windows Server 2012 Datacenter que, como sabéis ha incrementado su precio notablemente. Aún así nos va a salir mucho más económico que adquiriendo los VDA, pues es un coste, este del licenciamiento de Windows Datacenter que pagamos una vez y listos. Luego si queremos podemos pagar el Software Assurance pero no estamos obligados.

Por otra parte tenemos que pagar unas licencias CAL de escritorio remoto una vez. También, si queremos con SA para poder ir teniendo los diferentes escritorios versionados a la última legalmente. Hoy una licencia de estas cuesta aprox 118€ + IVA.

Así, a nivel global ¿qué necesitaremos para poder implementar Horizon View con garantías? Veamos con detalle los elemento hardware y sofware necesarios:

Hardware

1. Almacenamiento. Ya sea con discos de estadó sólido o bien con un número considerable de discos SAS. Este es el elemento más crítico. Si el almacenamiento no funciona adecuadamente es la ruina del proyecto. He visto proyectos donde para 100 usuarios se presupuestaba una cabina HP P2000 con 10 discos. Milagritos a Lourdes como decía nuestro querido David Marquina 🙂

En este sentido os recomendaría, por ejemplo, implementar 5 discos SSD que nos permitirán, poniendo un disco de hot spare y creando un RAID 5 tener 3 discos de espacio neto: 1,2TB. Recordad que los linked clones ocupan muy poco espacio y este es más que suficiente para un buen número de escritorios. Luego se ponen como 13 discos SAS 10K para lo que sería el file server donde se guardarán los datos de los usuarios. Con esto tenemos liquidado nuestro almacenamiento.

Podéis calcular fácilmente el número de IOPS que necesitáis en vuestro entorno con cualquiera de las calculadoras que hay disponibles en la web.

2. Servidores. Con mucha RAM, mejor sockets con 8 cores que con 6. Pensemos que cada VM va a tener 2GB de RAM y que tenemos también que tener las VMs de la infraestructura Horizon View: Broker, Gateway, etc. Seamos generosos y hagamos bien los cálculos, pero 192GB de RAM puede ser un buen número. La RAM hoy día es barata y merece la pena no ir justos.

Tengamos en cuenta que un host puede morir y que el resto de equipos deben soportar la carga que vendrá por HA de los escritorios (y tal vez servidores) huérfanos. En función del número de usuarios que tengamos estaría bien indicar que en cada host vamos a tener a 100 usuarios. Podéis estimar, como aproximación, que cada socket de cada CPU os aguanta a 4 escritorios, así 2 sockets x 8 cores = 16 cores en cada servidor x 4 usuarios = 64 usuarios que vamos a poder soportar fácilmente. Dependiendo de la carga de trabajo de los usuarios y de las capacidades de las CPUs nos podemos ir fácilmente a 100 escritorios por host.

3. Equipos clientes. Podemos reutilizar, tal cual, nuestros PCs de usuario, aunque eso supone el engorro de tener que administrar 2 plataformas, la de los escritorios remotos y la de los sistemas operativos de los equipos físicos. Una opción muy cómoda es convertir esos PCs en sistemas Thin Client gestionables centralizadamente. Hay varios fabricantes pero a nosotros nos gusta especialmente la casa iGel que tiene un convertidor genial que permite lo que os he comentado. Por unos sesenta y pico € os olvidáis del maldito sistema operativo local del PC y podréis gestionar centralizadamente ese PC del fabricante x desde una consola centralizada donde podréis crear grupos de usuarios y tener mezclados PCs convertidos y Thin Clients.

Cuando los PCs van muriendo los podemos ir sustituyendo por Thin Clients o Zero Clients de vuestra marca favorita y a jugar. Al final estaría genial tener un entorno con sólo Thin Clients para la mayoría de usuarios, excepto los que utilicen portátil o tengan equipos Mac, etc.

Tanto del almacenamiento como de los servidores os sugeriría adquirir una garantía de 5 años. Para la SAN 24x7x4 y para los hosts, en mi opinión, con NBD es suficiente.

Software

1. VMware Horizon View. Tenemos que adquirir la versión más adecuada. Os sugiero la Premier y ya depende de si ya tenéis o no licenciado vSphere y queréis o no mezclar los entornos de servidores y clientes en la misma máquina. Este será un coste que se paga una vez y luego, año tras año habrá que pagar el mantenimiento, que es optativo pero muy recomendable. Adquirirlo con 3 años de garantía puede se una buena cosa. Se vende en packs de 10 y de 100.

Horizon View nos permite la creación de plantillas y el despliegue de Pools de máquinas virtuales de usuario con integración en active directory, para que no tengamos que estar gestionando varios usuarios y contraseñas distintos.

Por otra parte podemos también virtualizar aplicaciones con ThinAPP. Esto es comodísimo para no tener que estar instalando una y otra vez las aplicaciones. Por otra parte estas aplicaciones las pasamos nuevamente por el filtro del Active Directory de modo que vamos a poder securizar muy bien nuestro catálogo de aplicaciones autorizadas.

2. Licencias de Windows Server Datacenter. De la versión que corresponda, la 2012 R2 y hacemos el downgrade para poder generar pools de Windows Server 2008 R2. Es simplemente cuestión de tiempo que se certifique también la vesión 2012 y 2012 R2 para poder tener pools de máquinas similares a Windows 8 y 8.1. Su licenciamiento es por pares de sockets (CPU físicas) de modo que, si tenemos servidores con 2 CPUs, pues tendremos que adquirir una licencia por cada host de que dispongamos.

Como ya he comentado esta licencia se paga una vez y luego, optativamente, contratamos Software Assurance si queremos disponer de las actualizaciones.

2. Licencias de Escritorio Remoto. Técnicamente las CAL de RDS para View 5.3 NO son necesarias, legalmente sí. Al instalar los agentes de View en las VMs, no hay que habilitar el rol de Escritorio Remoto en los servidores y, por tanto, no llegan nunca a comprobar si hay CALs de RDS instaladas.

Peeeeero… Legalmente, hay una cláusula en el EULA de Windows Server que dice que si te conectas a su GUI para algo que no sea estrictamente «administración remota», aunque sea usando otro protocolo, hay que pagar la CAL.

Resumiendo: por contrato hay que comprarlas, pero no hay que instalar el rol de Licencias de Escritorio Remoto en la organización, por lo que el sistema operativo no las comprueba nunca. Son igual de necesarias que las CALs de usuario normal de Windows, que también son obligatorias por contrato, pero que no instalas en ningún sitio (y que muchas veces se nos olvida presupuestar).

Vamos, compramos estas licencias y guardamos la hoja de licenciamiento en un cajón pues no las utilizaremos nunca.

Creo que es un cambio muy significativo en el licenciamiento y que tenemos que aprovecharlo. Seguramente muchos de los proyectos que se nos quedaron paralizados por culpa de VDA ahora podrán tirar adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: