Hoy os quiero hablar de unos dispositivos hardware de alta gama llamados genéricamente virtualizadores, también conocidos como Almacenamiento Enterprise

Se trata de unos sistemas de almacenamiento que van más allá de una SAN clásica y que sólo están destinados a clientes con un poder adquisitivo considerable. Las soluciones más baratas no bajan de los 100K.

Que se llamen virtualizadores no significa que tengan nada que ver con la virtualización de servidores que conocemos. Su nomenclatura, anterior a la virtualización que conocemos hoy, viene de que su funcionalidad estrella es la de permitir conectar diferentes cabinas de diferentes fabricantes, a través de Fiber Channel a su sistema y gestionarlas como si fuesen parte de un sólo sistema de almacenamiento.

En grandes empresas es fácil que el almacenamiento se convierta en un problema complicado de gestionar, con cabinas de diferentes fabricantes que suponen un esfuerzo añadido de gestión. Las funcionalidades que tiene una cabina, no la tiene la otra y lo que en un fabricante se hace por un procedimiento, en el otro sistema se hace con otro distinto.

Si estamos en este escenario, una buena solución puede ser adquirir un sistema de virtualización de almacenamiento, conectar todas nuestras cabinas a ese virtualizador y tener un punto central único de gestión del almacenamiento.

Los virtualizadores nos permiten, además, la posibilidad de independizarnos del fabricante de discos, pudiendo adquirir, en cada momento, la tecnología que más nos interese.

En los sistemas SAN normales podemos ampliar algo los puertos y la caché. En los virtualizadores podemos ampliar diferenciadamente, según nuestras necesidades los siguientes elementos:

  • Caché
  • Procesadores.
  • Puertos.

Esto en los sistemas virtualizadores se puede hacer en caliente, lo que se vende como una disponibilidad del 100% del sistema, que tal vez pueda llevar a confusión, pero que, efectivamente, nos permite añadir en caliente los GB de caché que queramos (podemos ampliar hasta 2TB) sin que tengamos que detener el acceso a nuestros datos.

En la balanza pondremos en lo positivo la manejabilidad, simplicidad y centralización de la gestión. En la parte negativa el precio.

Una vez realizada la virtualización de los diferentes sistemas que tenemos, podemos definir diversos niveles de rendimiento o Tiering de acceso a datos.

Algunos ejemplos de estos sistemas pueden ser los siguientes, sin querer recopilarlos todos ni ordenarlos por preferencia, cada uno tendréis vuestros gustos de fabricante y modelo.

Hitachi Virtual Storage Platform

EMC Symmetrix VMAX

IBM DS8000

NetAPP V-Series

HP P9500/XP

3PAR P10000

Una solución a nivel de pocos bolsillos pero muy recomendable, si nuestra empresa se lo puede permitir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: