Esta semana he pensando en escribir algo distinto ya que, como sabéis, no todo en la vida es tecnología. Debido a mi rol en Ncora, suelo tener que viajar y comer fuera habitualmente. 

Al principio no es algo a lo que se preste mucha atención, pero según pasa el tiempo y vas ganando experiencia te das cuenta de la importancia de elegir un sitio adecuado para mantener una comida de trabajo. Empezar, terminar o continuar una reunión con un magnifico sabor de boca es algo fundamental en nuestra sociedad, en la que la gastronomía ocupa un sitio destacado.

He tenido reuniones con profesionales de todo tipo de nacionalidades y, sin duda, los mediterráneos en general, profesamos un respecto mayúsculo por la buena comida y, cómo no, por el buen servicio.

Os dejo un listado con algunos de los restaurantes más reseñables de toda la geografía nacional. No son ni los más caros, ni los más baratos, ni siquiera los que más premios tienen, pero cada uno de ellos tiene algo especial para mí y me invita a repetir sin dudarlo, si tengo la posibilidad:

1. Artabia, A Coruña. Uno de mis imprescindibles gallegos. A destacar el menú degustación y la tempura de pulpo. Perfecto para reuniones.

2. Casa Manolo, Carnota (A Coruña). Marisco y productos de la mar de primera categoría. No dejéis de ver el Hórreo de Carnota, el más grande de España.

3. Fogar do Santiso, Teo (A Coruña). Carne y huerta ecológica. Un sitio muy peculiar, más bien para ir de ocio y con niños.

4. El Capricho, Jimenez de Jamuz (León). De los pocos sitios que quedan en los que se sirve Buey auténtico; eso sí, a un precio al nivel de la categoría de la carne. Paraíso de la chuleta.

5. La Encomienda, Hospital de Órbigo (León). Comida casera, con mucha base en la cocina de la trucha, uno de los platos típicos de la zona. No dejéis de probar las ancas de rana y su extensa carta de vinos, en el que destaca un Crianza Devicio del Bierzo.

6. Las Palomas, Jerte (Cáceres). Migas jerteñas y caldereta de cabrito. Nada más que añadir, salvo una visita a este magnífico valle.

7. Bar Nito, Fregenal de la Sierra (Badajoz). Jamón y carne de cerdo a la brasa. Bueno, bonito y barato. 

8. Casa Mercedes, Conil de la Frontera (Cádiz). Probablemente el mejor atún rojo de almadraba que haya podido probar nunca.

9. El Lobo, Tarifa. Sorprendentemente, en esta ventosa ciudad a orillas del Mediterráneo, tiene de los mejores restaurantes «carnívoros» de la península. Concretamente, El Lobo, con su toque francés en la cocina, es de mis favoritos.

10. Ovejas Negras, Sevilla. Mi bar de tapas favorito en la ciudad que baña el Guadalquivir, siempre que la visito y estoy cerca de la Giralda, intento acercarme a degustar su magnífico Atún Rojo y sus tapas.

11. L´Era, Parcent (Alicante). En este pequeño municipio del Valle del Pop, he degustado la mejor Paella tradicional que he probado nunca, hecha al fuego con sarmiento, auténticamente casera. No esperéis mucho más del sitio: paella y poco más.

12. Can Torrat, Platja de Palma (Mallorca). Carne a la brasa espectacular enclavada en uno de los sitios donde menos esperaríamos este tipo de restaurantes. Siempre que estoy por Palma y puedo, me acerco sin falta.

13. El Grill, Menorca. Muy cerca del aeropuerto encontramos este palacio de la carne autóctona menorquina. Imprescindible si pasáis por la isla.

14. Mar-Bella, Tazones, Villaviciosa (Asturias). En este maravilloso rincón de la costa cantábrica, donde desembarcó Carlos I de uno de sus viajes, podréis degustar probablemente el mejor marisco del cantábrico. El sitio es un «chigri»; pero madre mía, ¡¡qué comida!!

15. A Cofradía, Rinlo, Ribadeo (Galicia). Arroz con Bogavante excepcional. No olvidéis reservar.

Y hasta aquí este post. ¡¡Disfrutad, comed y bebed!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: