DB2.png

Hay productos por los que el tiempo no pasa. DB2, Informix, Oracle… Son Bases de Datos muy orientadas a trabajar con grandes cantidades de información y que hoy son ya clásicos en el mundo TIC.

En el Blog de Ncora hemos recibido diferentes consultas sobre el licenciamiento de IBM DB2 en entornos virtualizados y, con la ayuda de Héctor Colmenares, Regional Competitive Sales del IBM Software Group, me he animado a escribir este post por si a alguien le puede ser de ayuda en algún proyecto en el que tenga que virtualizar esta gran Base de Datos, que os tengo que confesar que está entre mis favoritas.

Como sucede con muchos otros productos, el hipervisor que utilicemos es lo de menos. Tanto da que estéis pensando utilizar vSphere, Red Hat, Hyper-V o Xen.

Muchos productos del mercado son agnósticos de hipervisor en cuanto a su licenciamiento como Windows, por ejemplo. Es importante, antes de emprender la virtualización de este producto, ver que nuestro hipervisor esté soportado en la matriz de certificación de IBM DB2. Esta matriz de certificación la podéis consultar aquí: DB2 and Virtualization – Supported Environments.

Como podéis observar, incluso está soportando en entornos de virtualización de plataformas no x86. Aquí se distingue entre:

  • Full Suported. Aquí tenemos tecnologías de virtualización maravillosas como PowerVM de IBM para System p, Z/VM para IBM System z, HP-UX Virtual Partitions (vPars) y HP- UX Integrity Virtual Machines, estas dos últimas para arquitecturas de servidores HP Integrity.
  • Supported. En plataformas como AIX System Workload Partitions (WPARS) o Solaris Zones 🙂

También podéis consultar el soporte para Parallels Virtuozzo. Además podemos conseguir también DB2 en forma de Virtual Appliances.

DB2Logo.png

El concepto clave en la virtualización de DB2 son los cores que se vayan a utilizar.

Por ejemplo imaginemos que tenemos un servidor físico con 4 CPU (sockets) y cada procesador tiene 6 cores. Tendríamos en ese host 4 x 6 = 24 cores.

Hacemos nuestros cálculos de rendimiento y consideramos que vamos a utilizar 12 cores para las instancias de la base de datos.

Lo que tendríamos que hacer es:

1. Instalar un software gratuito llamado IBM License Metric Tool o IMLT que controla el uso o subcapacidad.

2. Adquirir 12 cores de DB2 en cualquiera de sus ediciones. Es importante seleccionar bien la edición de DB2 que vamos a adquirir porque los precios varían considerablemente. Ver esta nota de IBM al respecto: Ediciones de DB2.

Tiene una lógica aplastante el uso de cores y, particularmente, lo prefiero al uso de vRAM de vSphere.

Espero que os haya sido de utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: