Llevo decenas de años visitando clientes por toda España. Sí, soy viejuno certified 🙂 Las visitas de nuevas cuentas es algo muy enriquecedor, pues ves todo tipo de perfiles de CIOs, responsables de infraestructuras, TIC, etc.

Yo valoro mucho que alguien dedique tiempo a escuchar a un nuevo proveedor como puede ser Ncora, pues sé que todos solemos ir hasta arriba de trabajo y no nos gusta perder el tiempo. Es muy enriquecedor ver los diferentes tipos de actitud con que se enfrentan a un nuevo proveedor las diferentes personas con las que charlamos.

La mayoría de interlocutores son personas curtidas en mil batallas que escuchan atentamente nuestras explicaciones y tienen una mente abierta a nuevos puntos de vista. Existe una sorpresa generalizada ante nuestro agnosticiso y el abanico de posibilidades que ofertamos, sin casarnos explícitamente con ningún fabricante o solución a priori.

Este mundo TIC es tan cambiante que lo que ayer estaba bien hoy está regular y mañana mal o sencillamente desaparece. Esto seguro que os habrá pasado con alguna de vuestras elecciones a lo largo de vuestra carrera profesional. 

Es fantástico cuando ves a responsables que se interesan por productos o fabricantes que no conocían y ven cómo puede encajar nuestra oferta en su día a día. Creo que cualquier responsable TIC debería escuchar ofertas de nuevos proveedores y enriquecer su red de empresas de confianza.

Los responsables TIC de las empresas suelen tener un conocimiento profundo de su entorno, sus presupuestos y su idiosincrasia. Por contra nosotros como posibles socios de negocio tenemos una visión más global del mercado, tanto de experiencia en el cliente como de fabricantes consolidados o de nueva hornada, con sus correspondientes soluciones aplicables o no a determinado cliente final.

Si se sabe utilizar bien esa oferta/demanda todos podemos salir ganando: el proveedor TIC, como Ncora, ganando nuevos clientes y el responsable TIC de la empresa, teniendo una herramienta más en sus manos para solventar problemas en su día a día y, probablemente más importante, tener un punto de vista sobre el futuro alternativo que le permita mejorar su negocio.

No dejo de sorprenderme en algunos casos de la desconfianza que existe a nuevos proveedores. Se nos indican malas experiencias que se han tenido, empresas que les han engañado, profesionales que han ido a vender tal o cual solución y que a los pocos meses ya no estaban en esa empresa. Los que nos conocéis sabéis que no somos partidarios de soluciones cortoplacistas. Una relación cliente-proveedor se debe basar en el beneficio mútuo y en la confianza que se debe ganar y mantener a diario. No he entendido nunca este tipo de interés tan perecedero que aleja a un proveedor del foco de interés del cliente para siempre. Pan para hoy y hambre para mañana.

Observo también cómo el responsable TIC está enraizado en su empresa. Si tiene buena sintonía con dirección y manga ancha en sus decisiones o si apenas tiene presupuesto y tiene una posición débil en la organización. Esto es interesante y coincide con posiciones más abiertas o cerradas a la hora de poder colaborar con nuevos proveedores.

Algo que me encanta es observar a clientes que están súper satisfechos con sus proveedores TIC, que tienen un entorno muy maduro y viven felices. Seguramente aquí no podremos aportar gran cosa, pero es una gran satisfacción ver a profesionales que saben dirigir su departamento y su empresa en su parcela de responsabilidad y saben rodearse de empresas de confianza.

Veo desastres también, gente perdidísima que, obviamente, no se deja ayudar ni influenciar, pues a pesar de que te describen un bonito caos, carecen de la humildad suficiente para dejarse ayudar. Este es el contrapunto a los anteriores responsables y garntizan un entorno inestable y problemas para estar divertidos cada día.

En los casos que el cliente tiene un problema candente y nosotros le podemos proporcionar una buena solución, por ejemplo como cloud privado, BRS, backup en la nube, por citar algunos ejemplos, es muy interesante también observar cómo algunos profesionales hablan de fabricantes y otros de soluciones o servicios. Es genial ver cómo se confía en profesionales como nosotros y se dejan asesorar en el detalle de la solución, sin tener ninguna idea preconcebida.

Cada cliente es un mundo y requiere una solución diferente, un fabricante diferente y un punto de vista particular. En alguno encajará la solución de un fabricante y en otro la de la competencia. Creo que uno de los grandes valores que aportamos desde Ncora es ese agnosticismo de tecnología y esa adaptabilidad a cada situación.

Gracias por compartir en redes sociales, opinar y hasta el próximo post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: