Hola, soy Josep Ros y hoy os voy a hablar de la importancia que tiene la formación en el mundo TIC, bajo mi punto de vista.Por desgracia en nuestro país existe un abismo entre lo que los chavales aprenden en la universidad y en la FP a lo que se encuentran al llegar al mundo laboral y enfrentarse a sistemas en producción.

Antecedentes


 La tecnología avanza a una velocidad extraordinaria y las empresas, para no perder competitividad, intentan tener sus sistemas lo más actualizados posible, pero esto no siempre es posible y es fácil ver tanto hardware como software del pleistoceno.En estas circunstancias, la formación es compleja. Vivimos en un país de pymes y hay que saber de todo, dominar diversos sistemas operativos, gestores de correo, almacenamiento, seguridad… Muchas cosas con tan poca formación y falta de tiempo para I+D.He asistido a muchos cursos de formación, algunos como alumno y la mayoría como profesor. Cuando he asistido como alumno, sobretodo a cursos oficiales, he visto la poca experiencia en producción de la mayoría de docentes.

 Muchos eran poco menos que Powerpoint reader con forma humana. Cuando entrabas en un entorno de mayor intimidad descubres que ayer le pidieron que diera el curso de Exchange 2010, la semana que viene tiene que dar Linux y la otra Oracle.

Puntos a tener en cuenta

 Lógicamente quien mucho abarca, poco aprieta.Para que la formación sea de calidad creo que hay 6 aspectos capitales:

 1. Preparación del aula. El 98% del éxito del curso es que se haga una buena preparación del entorno formativo. Verificar que cada alumno tendrá el material que necesita y los elementos técnicos adecuados. Si llegan los alumnos y no hay Internet o no se ha instalado no se qué programa crítico, etc, daremos la sensación de ser unos dejados y se retrasará la impartición de las materias.

aula.tiff

 2. El curso debe ser «no oficial». Los cursos oficiales son necesarios y no digo que un curso oficial no pueda ser excelente. Pero para que el curso sea realmente genial se debe dar sin la tutela del fabricante, pudiendo incorporar otros productos complementarios, hablar de hardware y software asociado al producto y, porqué no, criticar aquello que no funciona bien del producto en cuestión. En resumen, la formación será realista y no propagandística.

salchichonio.jpg

 3. El formador tiene que saber. Esto es, debe tener experiencia en entornos en producción y haberlas visto de todos los colores. Muchos profesores TIC no tienen tiempo de prepararse la materia y lo que conocen es básicamente el laborator que el fabricante le hace montar. Si las dos primeras preguntas que el profesor recibe por parte de los alumnos no las sabe responder, automáticamente el curso se verá invadido por una cierta desesperanza motivada por el desconocimiento del profesor, que verá, asimismo, mermada su autoestima y su autoridad didáctica.

homero+simpson+profesor.PNG

 4. El formador tiene que saber explicar. Conozco a auténticos cracks en temas TIC que tienen muchos conocimientos pero son un desastre para explicarlos. No tienen paciencia. No saben bajar al nivel del usuario. Si alguien no ha entendido y pregunta, la respuesta es la misma pero gritando un poco más.. 🙂 además el profe tiene que tener mucha inteligencia emocional y saber meterse en el bolsillo a los alumnos, animándoles y sacando de cualquier cagada de un alumno algo positivo en él, como el valor de preguntar o de hacer esa trastada. Hay que estira de la lengua a los más tímidos y poner un tapón en la boca, con cariño a los que padecen de diarrea verbal y no saben callarse :-). La planificación temporal es crítica; saber conducir el curso y que no falte ni sobre tiempo es otra de nuestras responsabilidadds. Que los alumnos se sientan bien acogidos en el curso, escuchados y que aprendan es, en buena medida, responsabilidad del profesor.

teacher.jpg

 5. Material adecuado para impartir la formación. Para que un curso se imparta correctamente es necesario que el alumno disponga de una serie de material como manuales, ordenadores, posibilidades de practicar, etc. El manual es un salvavidas al que inevitablemente el alumno se aferrará «por si no recuerda algo del curso o no se le queda». Lo más probable es que cuando llegue a la oficina tire el manual encima de la mesa y al cabo de un par de años, al ordenar el despacho, lo desentierre de un montón formado por placas, DVDs, publicidades y otros pequeños seres que habitan en los entornos TIC.

simpsons+cel.jpg

 6. El aula debe ser adecuada. ¿Os imagináis entrar en un bar y que no haya cafetera?. No deja de sorprenderme cómo la mayoría de aulas de este país son un auténtico desastre: equipos con monitores de tubo, espacio util super reducido para el alumno, Internet lento… ¿Os suena verdad? El aula debe ser un espacio bien acondicionado donde no haga ni frío glaciar ni un calor que invite a dormir. Los equipos deben ser modernos. Una opción es utilizar, como hacemos en Ncora, VDI para impartir formación. De este modo no hay que preocuparse de preparar cada vez los equipos de los alumnos y los alumnos se pueden traer sus propios equipos para seguir la formación o utilizar baratos y silenciosos Thin Clients. Los cursos se dan a profesionales que vienen, en el peor de los casos, con moto. Por tanto entrarán con su casco, la chupa de cuero, el portátil y 3 móviles. Agradecerá poder dejar todo eso y tener un espacio para enchufar su portátil y consultar el correo corporativo y, claro, cargar uno de los móviles que está a punto de morir. Así se sentirá bien acogido, cómodo y la formación irá como una seda.

clases.tiff

Planificar una formación es complejo y requiere una gran dosis de sentido común.Os animo a dejar vuestros comentarios y explicar vuestras ideas.Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: