¡Buenos días a todos!

Hace un tiempo, leyendo esta notícia de 20minutos.es, me sorprendió el hecho de ver cómo podríamos estar en un mundo donde Internet quedara «colapsado».

¿Sería posible esta situación? Mmmmmm difícil, muy difícil, pero no imposible…

¿Hemos tocado techo en cuanto a tecnología física que sustenta el mundo de las comunicaciones? No, desde luego que no, aún queda mucho por avanzar.

¿Qué medidas tomaríamos en el supuesto caso de existir ese colapso? Esta creo que es la pregunta del millón 🙂

Podríamos hacer infinitas preguntas sobre esta hipotética situación.

Vamos a ver cuál ha sido la evolución de los usuarios de Internet desde 2009, en que se mostraba el siguiente mapa:

Internet_Penetration+2009.png

Fuente: Wikipedia (http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Internet_Penetration.png)

Hasta 2012, año en que se observa un cambio considerable:

Internet_Penetration.png

Fuente: Wikipedia (http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Internet_Penetration.png)

Viendo la evolución de los últimos años y de la cantidad de usuarios de internet que hay (ya hace tiempo que lo notamos a diario cuando vamos en el metro), no vamos a poner en duda que el uso de Internet se ha vuelto algo imprescindible en nuestra sociedad, creando incluso problemas de ciberadicción. Pero a lo que íbamos, vemos como cada día que pasa se incorporan mejoras en cuanto al Hardware que sustentan nuestros ordenadores, portátiles, móviles a nivel particular y también en nuestros servidores, cabinas de almacenamiento, switches a nivel empresarial. Esto nos hace pensar a todos que «ni de broma» nos vamos a ver en tal situación de colapso general, aunque… ¿Alguien pone la mano en el fuego?

Relacionado también con los avances en tecnología, y más concretamente en comunicaciones, está claro que todavía quedan muchas mejoras por llegar. Hace 5 años nos «conformábamos» con tener un ancho de banda de 20MB en nuestra línea de internet particular, actualmente podemos tener hasta 100MB de fibra óptica sin ningún tipo de problema y, en unos años más, seguramente tendremos 200MB y todos estaremos tranquilos viendo como nuestra nevera ha actualizado el estado en Facebook diciendo «No queda nada :-)» o mencionándonos en un tuit para que vayamos a comprar leche.

Todo esto es posible gracias a los avances realizados en el desarrollo de aplicaciones y también en las infraestructuras de comunicación (como los cables de fibra óptica y los switches) que son las bases de nuestra sociedad (tecnológicamente hablando).

Como resumen a todos los puntos vistos hasta ahora, no tendríamos que alarmarnos por un colapso o caída global de Internet, pero sí que habrá que tener un ojo puesto en cómo de lleno tenemos el canal por el que nos transmitimos cada día, para no terminar llenándolo.

Y vosotros, ¿qué opináis sobre el posible colapso de datos?

¡Un saludo y hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: