Hola! soy Josep Ros y hoy me toca a mí escribir el post en el blog de Ncora 🙂

Cada vez son más las empresas que se preocupan de tener un plan de recuperación corporativo, Business Recovery Site o BRS.

Ponernos en la peor de las circunstancias y contemplar que nuestra empresa desaparezca por un incendio, a mi entender, es un acto de gran responsabilidad que todos los empresarios, CIOS y responsables TIC deberían plantearse.

La pregunta clave es: ¿cuánto tiempo pasará si desaparecen mis sistemas de información hasta que mi empresa vuelva a dar servicio? Hoy día cada vez son menos las empresas que pueden permitirse estar paradas a nivel de sistemas de información más de una semana. Sería un problema muy serio para su continuidad.

Fotolia_47619079_XS.jpg

Adicionalmente hay que valorar qué precio se paga a nivel de marca por dejar de prestar los servicios de forma imprevista. Hemos visto ya a empresas que han sufrido problemas de seguridad o de caída masiva de servicio como Sony, Blackberry o Amazon, por citar tan sólo algunas del mundo tecnológico.

Blackberry, por ejemplo, sufrió un revés considerable en su valoración en bolsa y se ha especulado con su venta e incluso con su desaparición a raíz de su caída que duró una semana.

Desgraciadamente la mentalización de una hipótesis de este tipo no se lleva a cabo hasta que no hay un susto importante como un incendio sin mayores consecuencias, una inundación, la desaparición o pérdida de información, etc.

La tecnología está suficientemente madura como para dar respuesta a esta necesidad sin problemas. Una buena estrategia es tener replicadas aquellos servicios más importantes en una nube privada.

El procedimiento para hacer un BRS sería:

1. Análisis de qué servicios son claves para la continuidad de negocio de la empresa.

2. Réplica de esos servicios en un Site de recuperación. Puede ser on premises o en la nube. Esta réplica debe ser continuada y con garantía de integridad en caso de ser requerida.

3. Creación de un procedimiento verificado de actuación en caso de caída del site principal.

4. Actuación de los usuarios ante ese desastre. Esto es lo más simple: se alquila un edificio de oficinas con el espacio necesario y con portátiles o thin clients y se conecta a los escritorios vía VDI que tengamos en nuestra nube privada o nuestro Site de contingencia.

La calidad de las comunicaciones y su coste reducido permiten que este servicio, que hasta hace unos años era sólo para empresas grandes, hoy día pueda llegar también a las pymes de forma fácil.

¿Qué opináis? ¿es preciso un BRS en vuestra empresa? ¿Es suficiente la mentalización de los responsables corporativos en este sentido?

¡Hasta el próximo post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: