Siguiendo el hilo de posts sobre backup, si la semana pasada hablábamos de Rubrik, en ésta lo haremos sobre una solución de almacenamiento inteligente para guardar nuestras copias de seguridad. 

Hablamos de almacenamiento «inteligente» porque no solo se trata de guardar nuestras copias de seguridad (eso podemos hacerlo hasta en un pen USB). También se trata de ofrecer un espacio con ciertas características que lo distingan del resto y que nos faciliten la gestión de los backups.

Aunque hay distintos productos en el mercado, como Quantum DXi o Dell, en este caso os voy a hablar de EMC DataDomain porque, además de ser la solución líder en el mercado, creemos que es la más completa.

EMC DataDomain no deja de ser un almacenamiento compartido (soporta protocolo NFS, CIFS, NDMP y VTL, entre otros) a lo que se añaden dos capacidades muy interesantes para un sistema destinado a backup: deduplicación y compresión; es decir, un repositorio de datos donde mi software de backup guardará las copias.

Estoy seguro de que no es necesario que definamos estos términos porque todos ya sabréis lo que son. El valor diferencial de DataDomain es que, para efectuar tanto la deduplicación como la compresión, cada bandeja cuenta con cierta inteligencia, permitiendo acelerar y optimizar esos procesos de forma extrema. Igualmente, realiza estos procesos de forma «inline», es decir, antes de almacenar en disco los datos.

Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2015-10-11%2Ba%2Blas%2B18.06.56.png

Por otro lado, todo esto lo podemos ver en una sencilla pero aclaratoria gráfica, desde el EMC DataDomain Enterprise Manager:

Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2015-10-08%2Ba%2Blas%2B11.21.40.png

Como veis, la exhaustiva información acerca de cuánto espacio estamos ocupando, cuánto se está comprimiendo y demás estadísticas son muy importantes en DataDomain, ya que se considera que este tipo de información es básico para obtener los mejores ROI de nuestro almacenamiento de backup:

Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2015-10-08%2Ba%2Blas%2B11.22.49.png

Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2015-10-08%2Ba%2Blas%2B11.22.37.png

Todo esto también repercute a la hora de la adquisición inicial de nuestro appliance ya que, según el tipo de datos del que guardaremos nuestra copia de seguridad, tendremos una ratio de deduplicación/compresión distinto. Es decir, si hacemos un backup de VMs, ofimática o BBDD, en un appliance de 4 TB podríamos llegar a almacenar tranquilamente 14 TB de backups. Si, por el contrario, almacenamos ficheros multimedia cuya ratio de dedup/comp es 0, en un appliance de 4 TB almacenaríamos 4 TB, con lo que una solución de este tipo pierde todo el sentido.

Según el espacio que vayamos a necesitar, tenemos distintos modelos de appliance que considero que se adaptan a la mayoría de las necesidades de negocio:

Otro de los puntos fundamentales de esta solución es el uso del protocolo nativo de comunicación entre el software de backup y el appliance propietario de DataDomain, el DDBoost. Esto permite acelerar la copia de datos entorno a un 50%. Fijaros en la imagen de más abajo: el perfomance con DDBoost y sin él (other):

Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2015-10-11%2Ba%2Blas%2B18.50.21.png

Hay múltiples programas de copia de seguridad 100% compatibles y certificados para trabajar con DDBoost como NetBackup, Commvault, Legato y, cómo no, Veeam Backup:

Igualmente, tenemos la posibilidad de conectar un segundo appliance al que tengamos ubicado on-premise y realizar de esta forma una externalización de nuestras copias de seguridad sin interferir en nuestros procesos de backup diarios:

Recordemos que, en caso de desastre, tener nuestro ciclo de copias fuera del sitio primario es tan importante como replicar el resto de la información. Y pensemos que si tenemos un centro de DR completo, la vida sigue y las necesidades de los usuarios respecto de la recuperación de ficheros antiguos, probablemente también.

En general se trata de un sistema tremendamente fácil de administrar y, por tanto, no hace falta una formación específica ni unos conocimientos básicos de administración de NAS; podremos gestionarlo tranquilamente. Todo se basa en la creación de «shares», esto es, «recursos compartidos» sobre los que podremos aplicar cosas como cuotas o permisos de Active Directory.

Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2015-10-08%2Ba%2Blas%2B11.29.04.png

Espero que este post os haya aclarado un poco en qué consiste DataDomain y sus funcionalidades, así como sus ventajas operativas de cara a simplificar la gestión de los problemas de espacio para nuestros backups.

Igualmente, queremos agradecer a Arrow Spain su disponibilidad para proporcionarnos una unidad de demo con la que realizar este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: