En relación a un par de posts escritos anteriormente por mis compañeros David Marquina y David del Prado, concretamente Almacenamiento y rendimiento y Snapshots en vmware os comentaré un ejemplo de resultado no deseado cuando la combinación de ambos escenarios se conjuran en nuestra contra.

Como se comenta en Almacenamiento y rendimiento, cuando se realiza un dimensionamiento incorrecto, a la baja, del almacenamiento dedicado a albergar nuestro entorno virtual vamos a sufrir cuellos de botella, que más tarde o temprano nos darán quebraderos de cabeza a nivel de rendimiento del entorno o de estabilidad del mismo. 

Muchas veces la constatación de ese infradimensionamiento suele mostrarse claramente cuando en procesos de backup por ejemplo, estresamos todavía más la capa de almacenamiento, ya de por sí cerca de su límite con los procesos productivos del entorno.

Ahí entra en juego una virtud no deseada de la gran función presente en vSphere, las posibilidad de realizar Snapshots. Paso a comentarlo a continuación:

Estos no solamente son realizados a petición del administrador del entorno, como herramienta sumamente útil antes de realizar actualizaciones las máquinas virtuales. Por ejemplo antes de aplicar un parche al sistema operativo, instalación de una nueva función en esa máquina virtual, etc.

En estas situaciones el administrador tiene el control y consciencia de la creación de ese Snapshot y de la responsabilidad de su Consolidación o Eliminación.

Los Snahpshots también son usados por la mayoría de software de backup sobre entornos vSphere. Con las tareas de backup se desencadenan procesos desantendidos de creación y consolidación de los mismos. Con lo que en teoría el administrador no debería intervenir absolutamente para nada en condiciones normales.

Recordad que estamos ante un entorno infradimensionado a nivel de almacenamiento…

Os expliqué hace unos meses como crear Alertas para la detección de snapshots en las máquinas virtuales del entorno. Pues tal y como se muestra en la captura inferior parece que por culpa del software de backup tenemos presencia de múltiples Snapshots.

Consolidate+Helper-0.png

¡Nada más lejos de la realidad!! 

Que se muestre el nombre del reconocido software Veeam Backup & Replication en el último Snapshot, nada tiene que ver con la situación nada deseable que nos muestra Snapshot Manager.

Esos misteriosos Snapshots son resultado de consolidaciones fallidas de Snapshots creados con la función de realizar un backup/réplica por parte de Veeam en este caso. Bien podría deberse a la consolidación de un Snapshot a petición del administrador. Momento en que el entorno, hosts y almacenamiento se ven desbordados a nivel de rendimiento, dejando ese ayudante como testigo de un posible cuello de botella.

Estos pueden producirse también al realizar una consolidación de uno o varios Snapshots consiguiendo agotar por completo el espacio del datastore en el proceso de consolidación.

Si la situación se da de forma esporádica no hay que alarmarse, pero de presentarse con asiduidad habrá que clarificar la vía de infradimensionamiento para ampliar cantidad de discos en la SAN, migrar conectividad de iSCSI a FC, etc.

Espero que os pueda resultar de ayuda este post que se apoya en otros tres ya publicados anteriormente y que entre ellos guardan una estrecha relación.

Saludos y hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: