¿Calidad o precio? El futuro que nos depara el mercado TIC

Hoy voy a escribir otro artículo de informática ficción, en el que me aventuro a hacer algún pronóstico sobre el futuro. Ya hablé de qué opinaba del futuro próximo acerca de la hiperconvergencia. Lo bueno de escribir de informática ficción es que en pocos años, a veces incluso meses, ves si has acertado o has disparado fuera de la diana, ya que este mundo nuestro de las TIC va terriblemente rápido.

Veo en el mercado dos tendencias que no se esconden demasiado. Por una parte grandes empresas (muchas de ellas provenientes del mercado Chino) que están golpeando fuertemente el mercado con estrategias de tirar los precios. Donde entran los fabricantes chinos todo va no a la pela, sino a la milésima del céntimo. Así el mercado de consumo ve cómo esos fabricantes van apoderándose en poco tiempo de lo que otrora fuese un mercado de empresas como Toshiba, HP e incluso IBM.

Probablemente fue IBM el movimiento más contundente al renunciar a la fabricación de PCs y otros sistemas que derivó a un fabricante chino como Lenovo. Parece claro que en esos mercados tan apretados la calidad no tiene demasiada cabida ni, lamentablemente, es apreciada. No, al menos, como se había entendido la informática en sus inicios en los años 80 y 90 del siglo pasado.

Lo mismo está sucediendo en el mundo del datacenter donde vemos ofertas muy competitivas en precio de fabricantes que tienen un soporte técnico aún por descubrir. Y esta tendencia no creo que vaya a ir a menos, sino que la mayoría del mercado, yo creo que más del 50% va a ser consumida por fabricantes de baja calidad y bajo precio. Bajo la premisa del “yo me lo hago” que muchos departamentos de informática aplican a su modus operandi estos fabricantes pueden ser un buen aliado o una magnífica forma de meterse en líos, depende de la fortuna que tengamos con el aparato en cuestión. Nos espera una suerte de ruleta de la fortuna donde los problemas hardware van a ser muy comunes e impactarán, seguro, sobre el servicio que se preste.

Así nos vamos a encontrar con empresas que van a ir dando un servicio “lo justo para que no nos denuncien demasiado” y viviendo sobre la hoja de la navaja de una forma permanente. Empresas low cost que ofrecerán servicios low cost a sus empleados y a sus clientes, todo por un módico precio de gasto del departamento TIC.

Veo, por otra parte, otra tendencia contrapuesta a la anterior que es la de fabricantes que ofrecen servicios y productos de calidad. Aquí la calidad no es negociable. El soporte técnico es crítico y la joya del servicio. Cuando el cliente tiene un problema con un servidor, una electrónica de red o un almacenamiento, ahí estará el fabricante raudo en dar una solución eficaz que afecte mínimamente al servicio.

Las empresas que apuesten por estos fabricantes de calidad tienen muy estudiados sus costes y el impacto de la caída de sus servicios y, por tanto, prefieren no jugar a la ruleta con el motor de su negocio. Van a apostar por empresas fiables, solventes y de larga tradición en el mercado o que acaben de salir ya con este ADN de productos de calidad y buen servicio técnico.

Creo, en conclusión, que van a existir en el futuro dos grandes tendencias en el mercado TIC: la de los fabricantes que jueguen la liga de ser los más baratos y la de los que apuesten claramente por la calidad. Y no creo que vaya a existir un ganador. Cada uno tendrá su parcela de mercado y ambos podrán convivir.

En Ncora, como sabéis, apostamos por la opción de calidad. Vender menos y con más calidad siempre tiene un mejor y más largo recorrido y satisfacción del cliente.

Y tú, ¿qué opinas sobre las tendencias futuras del mundo TIC?

Gracias por leer ese post y por compartirlo, si te apetece, en las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: