Cuando hacemos números del coste de implementar VDI, y ese es el único argumento, la discusión acaba pronto, compramos nuevos PCs con el Windows versión cliente oemizado para nuestro fabricante favorito y nos hemos ahorrado un buen dinero. Eso sí, seguimos teniendo el gran problema de la gestión de la informática del usuario final sin ninguna ayuda de un entorno centralizado.

VDI%2B1.png

Siempre recomendamos a los clientes que dudan de si implementar o no VDI y cuál implementar, incluso aquellos que ya lo tienen más decidido, que empiecen con un piloto de 10 o 20 escritorios, veamos algunas razones:

1. Perder el PC para ganar libertad. Cuando alguien ha estado trabajando 10, 20 años con su PC puede ser un trauma perderlo. Es como si te arrebatan una herramienta de trabajo imprescindible. Sin embargo en un piloto de VDI el trabajador puede ver que ha ganado libertad, ya no depende de «su PC» sino que puede acceder a su escritorio y sus aplicaciones desde cualquier dispositivo de la empresa e incluso de casa.

2. Ganar competitividad empresarial. Siempre sugerimos que en el piloto de VDI tienen que estar implicados miembros de la dirección, empezando por el responsable de la empresa. Estos perfiles, muy orientados al trabajo y muy preocupados por la continuidad de negocio van a vivir en sus propias carnes las bondades del VDI y van a comprender que independientemente de dónde estén van a poder trabajar, si pierden su PC van a poder trabajar, etc. La ganancia de competitividad empresarial gira sin duda la balanza, en el sector privado,  hacia la inversión en esta tecnología.

3. Resucitamos PCs que tenían los días contados. Como podemos transformar los PCs en Thin Clients, aquel parque de 100, 200, 1.000 PCs que ya no eran compatibles con Windows 7 u 8.x pasan a ser unos Thin Clients maravillosos por un coste irrisorio.

4. El departamento TIC se alinea con la Dirección corporativa. Un proyecto de transformación del escritorio corporativo sirve para generar muchas sinergias internas. Por un momento podemos dejar de prestar atención al día a día y centrarnos en las aplicaciones que vamos a entregar a los usuarios para que nuestra empresa fluya rápidamente. Igualmente la Dirección corporativa se implica en temas TIC a los que no suele prestar, lamentablemente, mucha atención, pues ve una mejora directa de su negocio.

VDI%2B3.jpg

5. Mejorar la seguridad de la información. En un mundo cada vez más globalizado el valor de la información puede ser la diferencia entre que una empresa entre en quiebra o sea altamente competitiva. Los sistemas VDI permiten que salga solo la información corporativa que queramos y garantiza que la autenticación y el acceso a las aplicaciones se realice solo por aquellas personas autorizadas.

6. Entender la transformación el escritorio como un coste por usuario. El departamento financiero siempre tiene cosas que decir en las inversiones. Es una oportunidad estupenda para plantear un proyecto a 5 años, por ejemplo y repercutir el coste total entre el nº total de empleados. Así las cuentas se ven de otro modo. Dependiendo de cómo realicemos la inversión podemos tener una tarifa plana para nuestra empresa asociada a gastos TIC de cada trabajador.

7. Los usuarios del piloto los mejores prescriptores. Muchos proyectos de VDI fracasan porque no se saben vender internamente. El cambio de paradigma de trabajo es muy delicado y hay que afrontarlo con optimismo y con una buena dosis de formación. Tenemos que buscar en la empresa a los mejores aliados del departamento TIC y hacer que ellos sean quienes hablen cada día de las maravillas de su nuevo escritorio y contagien el entusiasmo al resto que rápidamente nos estarán pidiendo su VDI.

8. Empresa preparada para crecer y decrecer fácilmente. Hoy día una fusión de empresas, una adquisición es el pan nuestro de cada día. Hace años era un atípico, sin embargo hoy es algo habitual. Nada mejor que tener un entorno VDI para poder fusionar rápidamente diferentes empresas o dividirlas si el negocio así lo recomienda.

9. Adiós a las migraciones. Se acabó pasar equipo por equipo para hacer tal o cual cosa. El hardware lo vamos a gestionar centralizadamente a nivel de firmware. Nuevos sistemas operativos o nuevas aplicaciones se van a incorporar al entorno de una forma súmamente sencilla para beneficio de departamento TIC, usuarios y dirección corporativa.

10. Ayuda a la internacionalización. Si tenemos un proyecto de internacionalización VDI es un perfecto aliado. Nuestros trabajadores (inicialmente comerciales) van a poder viajar entre las diferentes sedes y conectarse a sus aplicaciones para obtener toda la información que precisen exactamente igual que lo harían estando en la central corporativa.

VDI%2B2.jpg

Espero que os haya gustado. No dudéis en dejarnos vuestros comentarios, siempre los agradeceremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados: